Artículo

abril 3, 2007

Jaime, un lector de este blog me escribió hace algunos meses comentandome la publicación de un artículo suyo sobre el rugby en una publicación Universitaria.

Por fin se lo han publicado y nos permite disfrutar y aprender de él, pues resume a la perfeccion lo que es el rugbyl.

EL RUGBY

Cuando en 1823 William Webb Ellis durante el transcurso de un partido de fútbol cogió el balón con las manos y cargó contra los adversarios, no solo inventó el juego el rugby, sino que creó una autentica filosofía de vida.

El respeto es la palabra clave dentro de este deporte, este respeto se refleja en la relación de los jugadores con los directivos y los capitanes, pero no nos equivoquemos, todo esto se toma sin solemnidad militar, siempre hay lugar para la broma, para la diversión, porque fundamentalmente, dentro y fuera de la cancha el rugby es diversión.

Este respeto se tiene también hacia el árbitro y los adversarios, el rugby ha sido el primer deporte que ha descubierto una verdad muy importante dentro del deporte, no se puede jugar sin adversarios. Uno puede concebir este deporte sin federaciones, ni dirigentes, sin público y sin medios de comunicación y aún sin árbitro, pero sin adversarios es imposible, y el hecho de que no se pueda jugar sin adversarios, y que con ese adversario hay un pacto de caballeros de jugar lo más duro posible dentro del campo, ya que cuanto más duro es el juego, mejor juego es, se establece entre quienes deciden vivir está apasionante vida del rugby amateur una relación que no se borra fácilmente. Surge entonces como consecuencia natural, la tradicional reunión de los equipos después del partido, el tercer tiempo, que es la manera de agradecerse unos a otros la oportunidad que tuvieron de disfrutar del juego dentro del campo.

El jugador de rugby que encuentra en un adversario ocasional a un hombre duro y honesto en el campo, después del partido este oponente se convierte en un amigo para toda la vida. Esta afinidad es muy difícil de definir y viene dada en que el otro es un jugador de rugby también, es por ello que en el rugby no hay enemigos, sino adversarios.

Muy bien definido por la sociedad británica, el rugby es un deporte de bárbaros jugado por caballeros.

En un partido de rugby se producen frecuentes incidentes, y se trata más de un deporte de combate que de contacto. Cuando se tiene derecho a chocar, agarrar, derribar, se trata evidentemente de un combate, aunque tenga unas reglas a respetar.

Todo lo que autoriza el rugby podría parecer, en otras circunstancias, el preludio de una pelea callejera. Sin embargo, sobre el terreno de juego adquiere otro significado: Existe no como una agresión, sino como una manera de avanzar hacia el campo contrario. No se tiene que perder nunca de vista la dimensión lúdica del juego.

El rugby no fomenta nunca jugadores que pateen bien, que pasen bien o que formen bien una melé, sino que fomenta hombres de bien que trabajen, estudien y que, como complemento de su actividad principal, traten de patear bien, pasar bien y entrar bien en una melé. El rugby siempre se ha enorgullecido de tener grandes hombres y siempre destacó, junto a la condición natural del jugador de hacer las cosas bien dentro del campo, la actividad privada del jugador.

En otro artículo si me dejan, hablaré del juego y sus reglas, pero si uno no entiende lo explicado en este, nunca podrá decir la frase “yo soy rugby”.

Anuncios

6 comentarios to “Artículo”

  1. nieve said

    Hola, buenos días. Me gusta el artículo y comparto todo lo que en el se dice. Creo que el rugby es un medio fantástico para divertirse, relacionarse y además y aprender. Nos enseña, entre otras muchas cosas, que lo más importante es el hombre y no el jugador ya que sin la ayuda de todo el equipo un jugador, por brillante que sea, no puede hacer nada.

    He leído y oido muchas cosas sobre lo mejor del rugby. Estoy de acuerdo con todas pero me quedo con un hecho que pocas veces se menciona y es que en el rugby hay cabida para todas las personas, hay un lugar y un espacio para cada uno que a su vez se comparte con el resto. Creo que es el único deporte donde existe esta cualidad y también el único que no es excluyente. De ahí que se considere una filosofía además de un deporte.

  2. Manuel Cabo said

    La verdad es que el artículo está muy bien. Digamos que es “emotivo” y potencia esos aspectos del juego que entran en lo que algunos llamamos “filososfía del rugby”.

    Pero espera que lo lea David…, jejeje.

    Pd. Es broma

  3. David Suárez said

    Ya lo había leido, Manuel Cabo, y no tengo nada que decir, cada uno tiene su punto de vista. Yo solo tengo el mío, y lo expongo. Sin embargo … ya que insistes …
    Un pelín Pensamiento Alicia que diria nuestro paisano Gustavo Bueno sí que suena. Fijaros lo sanote que es el tercer tiempo, con jugadores de Portugal detenidos por atentado a la autoridad (incidente con un policía en Montevideo), borracheras de órdago, y otros probemillas.
    Y la frase, que decir de la frase. Eso de deporte de brutos jugado por caballeros. Haber, repitámoslo cien veces, seguro que al final conseguimos creernoslo. ¿O no era un deporte de brutos? Si va a resultar que ni siquiera lo juegan caballeros, solo “paisanos” como decimos en Asturias.
    Saludos y que conste que no quería decir nada.

  4. Marcelo said

    Estimado David:
    Que equivocado que estas, dandole a pequeñas excepciones a la regla el rango de generalidades.
    Es cierto que, por ejemplo, los terceros tiempos se han descontrolado un poco; pero tambien es cierto, que es un rasgo distintivo de la sociedad en la que vivimos (el descontrol digo); y de la cual el rugby no puede estar exento.
    En cambio, muchos pensamos (imagino que vos tambien aunque quizas en dosis menores); que del mismo modo que cualquier deporte proyecta la imagen que le devuelve la sociedad donde ese mismo deporte se desarrolla; del mismo el rugby es un OASIS en si mismo; digo tambien que SEGURAMENTE todos podemos encontrar dentro del rugby, ABSOLUTAMENTE todos los malos ejemplos que podemos ver en cualquier esquina de cualquier ciudad.
    Pero por el contrario; dudo mucho que podamos encontrar en la sociedad tantos buenos ejemplos de conocidos y extraños (pero siempre CERCANOS) que aman este deporte y hacen cosas por el de la misma manera que vos las haces en tu club y con tu gente. Y cuando digo CERCANOS, es por ese hilo conductor que pareciera que nos atara a todos, (inclusive con un océano de por medio, como a mi), a una misma idea, a un mismo sentimiento, repitiendo en cada país, en cada club, en cada lugar, esos valores que a veces vos minimizas; pero que son tan ciertos como lo es tu amor por este juego.
    Tengo entendido que entrenas chicos, y si es asi, ¿los formas en la irrespetuosidad, en la irresponsabilidad, en el desapego a las reglas?
    NO SEÑOR, los formas no solo para que elijan la mejor fase de ataque, sino para que tambien elijan el mejor camino, para ser mejores personas; hasta tan solo con tu ejemplo mudo y vivo, ya los adoctrinas.
    Todos hablamos de valores, porque el juego no solo desarrolla al deportista, sino tambien al ser humano.
    En el rugy no se trata solo de entrenar jugadores que lo puedan practicar bien; se trata por sobretodo de hacer HOMBRES DE BIEN…
    Esa es mi opinión al respecto.
    Desde Bs. As. Argentina, los saluda con un abrazo a todos,
    Marcelo.

  5. David Suárez said

    Por supuesto, Marcelo, pero ¿en qué punto está la diferencia con otros deportes? Ya puse ejemplos concretos, de entrenadores de otros deportes que transmiten los mismos valores que pueda transmitir yo, con mi torpeza. ¿Como puedo yo sentirme moralmente superior solo porque crea que poseo un instrumentos transmisor de valores superior? En ningún momento niego el papel maravilloso del deporte en la formación de ciudadanos, si no fuera así, no perdería ni un minuto de mi tiempo y recursos en esto, solo digo que el rugby solo aporta lo que es específico de él, como deporte específico que es. Es decir, aporta espíritu de equipo (como los demás deportes de equipo), aporta habilidad motriz, con ventaja sobre otros deportes que solo usan una extremidad (fútbol, pies, balonmano, brazos), aporta aceptación de la mediación (arbritraje), como otros deportes que cuentan con esta figura, que son casi todos, etc.
    Lo demás, es metafísica que me resbala, como el “do” de los japoneses. Y el tercer tiempo, si alguna vez fué algo más que una invitación a la bebida, al espíritu de clan, … creo que ya se perdió. Lee, por favor, las opiniones de los chavales en los foros. Yo suelo hacerlo y tomo nota. Y que decir del comportamiento “caballeresco” en el campo, de eso tambien dí ejemplos. El último que vi, en uno de los vídeos que suelo ver a diario, dos jugadores (de rojo y no era la selección española) pateaban con los clavos las piernas de sus rivales caídos en un ruck. Hasta mereció un comentario del locutor. ¿Y con esos energúmenos voy a tomar una cerveza al acabar el partido? En otros deportes, por ejemplo el tan denostado fútbol, por cosas más inocentes se sanciona varios partidos y llueven críticas periodísticas contra ellos, incluso de los “guardianes de la fé” rugbystica.
    Siempre es un placer el debate contigo, Marcelo.

  6. Marcelo said

    Amigo David:
    Estoy de acuerdo con vos en que no nos tenemos que sentir “superiores” por amar, practicar, participar, etc, de este hermoso juego.
    Pero demas esta decir, que los demas deportes, la mayoría de ellos basándose en el profesionalismo como objetivo último; “dejan de lado” ciertas transmisiones necesarias a la hora de trabajar con chicos.
    Tambien estoy de acuerdo en que todos los deportes pueden transmitir de la MISMA MANERA los conceptos que transmite el rugby.
    Pero esas cosas suceden por la buena predisposición de los técnicos en particular, y no por un plan de formación y socialización en general del deporte (un plan, que en caso del Rguby, nunca fue “escrito” por nadie pero siempre “entendido” por todos).
    Esos valores, hacen que por poner un ejemplo, en el RWC 2007, se hayan pensado las medidas de seguridad en los estadios partiendo de la premisa que la gente en el rugby se entremezcla sin ningun tipo de problemas entre los hinchas de tal o cual equipo. OK, ya se que en Alemania 2006 paso lo mismo, y hasta hubo un fanfest en las plazas, pero eso es de ahora. En 1986, la hinchada argentina (para bien o para mal no aplaudo ni condeno) castigo muy durante a los denominados “hooligans” ingleses, tanto en el estadio como en las calles.
    El rugby es otra cosa, y hay respeto y caballerosidad David; de lo contrario los partidos serían muy violentos (tomándose como “natural” esa violencia), con muchos lastimados y/o lesionados de gravedad. Y eso no ocurre.
    Insisto, el rugby no es mas que otro deporte en cuanto a las “posibilidades” de transmitir valores; pero como dije antes la búsqueda del profesionalismo como un fin último, apuntando al jugador como único “producto terminado” posible (y por ende su rendimiento exclusivamente económico) y no al ser humano, hace que hoy el rugby sea un OASIS, simplemente porque todavía (quizás) no hemos llegado a ese extremo de locura mercantilista.
    Soy de la idea que si el rugby se hubiera profesionalizado en los años ’50 (p.e.); hoy mis palabras no tendrían asidero; puesto que los valores de los que hablo se hubieran perdido en el tiempo.
    NO ESTOY EN CONTRA del profesionalismo; pero su progreso y desarrollo, hace que los deportes donde ingresa este, poco a poco pierdan su condición de formadores sociales.
    El rugby en eso hoy es la excepción (y no en todos lados, lo admito).
    ¿Quien puede hoy en su sano juicio buscar un rédito económico para segurar su futuro y el de sus hijos a través del rugby (y tal como sucede en el fútbol)? NADIE.
    Ni aun las estrellas del rugby, hoy en día, logran alcanzar a los futbolistas en ingresos netos per capita.
    Todos los que estamos ahora como vos (quizas a altas horas de la madrugada) discutiendo con un argentino a miles de km de distancia, tan solo por amor a este deporte y a todos sus ingredientes, merecemos sentirnos orgullosos de lo que nos han transmitido y nosotros a su vez transmitimos a otros; ¿cuantos hacen eso por el fútbol (p.e.)?, ni siquiera los mas fanaticos.
    Creo que NO SOMOS LOS MEJORES…
    SOMOS LOS MENOS PEORES.

    El placer es mio David, de poder debatir con alguien como vos, con tan claros conceptos y experiencias,
    Desde Bs. As. Argentina, los saluda con un fuerte abrazo y les desea FELICES PASCUAS…
    Marcelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: