La importancia de los 3 puntos

diciembre 28, 2006

Mi intención era poneros alguna broma dado el dia en el que estamos, del tipo Lomu viene a jugar a España, Carter tiene una bisabuela española que le permite jugar con España o algo por el estilo, pero no quiero que se me enfade el personal 😀 asi que volvemos con algo más serio.

Este cartel en tono de humor me hizo pensar en algo que cambia poco a poco en el rugby.

rugberos.jpg

Esta claro que la patada en el Mundial de Astralia de Wilkinson no hubiera sido posible sin el empuje y la intimidación de Dallaglio, Paul… pero en los ultimos años me voy dando cuenta de la importancia de tener un pateador en el equipo que te garantice una buena suma de puntos. Cada vez mas los pistoleros deciden con sus piernas y dejan en un segundo plano el trabajo de empuje de delantera, la limpieza en los mauls y demas fases del juego que son mucho menos vistosas para el publico menos curtido (pocas cosas son mas esteticas que una abierta bien ejecutada, y eso que soy 3/4.

Esta capacidad de decidir partidos de determinados jugadores de manera “individual” (poco hay de individual en el rugby) espero que se esté dando por la igualdad en el nivel de los equipos sin embargo no creo que esto sea positivo para el rugby. Para mi gusto un cambio en el sistema de puntuación, dando mayor peso a los ensayos y menos a las transformaciones podria provocar que se cometieran más golpes pero desde luego provocarian el mismo efecto que el bonus, que se jugase más al ataque. >De todas formas, con Roque Kovalenko & Co. en la selección, tenemos mucho ganado.

Anuncios

14 comentarios to “La importancia de los 3 puntos”

  1. kramer said

    Para darse cuenta de todo esto sólo hay que ver el partido que retransmitió ayer teledeporte: Leicester Tigers perdió por la incapacadidad de su pateador para pasar tres golpes de castigo. En una situación normal, el resultado habría sido favorable.
    Por otra parte, también es patente la necesidad de puntos al pie en las ligas profesionales sólo con ver las estadísticas. Como bien añadió el otro día Castellano, hay equipos en la Premiership inglesa que ganan sus partidos, más por los puntos al pie que por marcas. Esto nos lleva a pensar lo que sabiamente se dice desde esta página; la igualdad es manifiesta.
    Yo siempre he pensado que para ganar cualquier cosa es válida (dentro del reglamento, por supuesto, no quiero dar una interpretación erronea) pero está claro que la salsa y el espectáculo en nuestro deporte son los ensayos. Quizás sí que se debería fomentar que el ensayo significara la consecución de 6 puntos y de esta manera se trabajara aún con más insistencia para su consecución y fomentar así el juego de ataque…no lo se. Desde luego, en el tiempo que lleva teledeporte retransmitiendo la premiership todavía no he visto un partido vistoso (bueno, exceptuando algo el de ayer de London Irish contra Leicester) en dicha competición, y eso es debido al conservadurismo en el juego y a la falta de rugby de ataque, creo. Bueno, sin más, me despido.

  2. rugbyxv said

    Algun dia hablaremos de que novedades introduciriais en el rugby para hacerlo más vistoso, y espectacular.

  3. David Suárez said

    La IRB está en manos de los grandes (¿no se ofende nadie si lo digo, no?) y estos no quieren cambiar aquello que dominan. De ahí el lío de la puntuación, que es lo único que se cambia periódicamente en el rugby. La solución no es ir complicando dicha puntuación. Ya es bastante dificil explicarle a un no entendido el porqué de que unas transformaciones valgan dos y otras tres puntos. La solución es simplificar. Toda transformación debe valer un punto. Todo ensayo tres veces más. Se acabaron los bonus, y los malus.
    Como veis esta opción facilita la comprensión del expectador (vía del expectáculo) y el juego a la mano (vía del juego).
    Saludos.

  4. rugbyxv said

    Las verdades no ofenden 🙂 David

    Sobre lo del bonus y esas cosas? no te referiras al bonus por ensayos? porque creo que es una de las medidas más acertadas del rugby moderno y su eliminación provocaria un cisma en cierto club madrileño muy aficionado a sumar bonus y salvar categorias gracias a el 😀

  5. puceloco said

    Es verdad que la labor de los pateadores es fundamental hoy en día, pero no creo que los delanteros estén pasando a un segundo plano. Alguien me dijo una vez que los tres cuartos marcan ensayos (en este caso los puntos por patadas) pero que los delanteros ganan los partidos. Y desde mi punto de vista esto es muy cierto (sólo hay que fijarse en las estadísticas de ensayos desde fases estáticas). Si los delanteros no consiguen/conservan/recuperan el balón los tres cuartos se van a limitar a defender como buenamente puedan.

    (Pd: Se nota de que juego ¿verdad? XD XD XD )

  6. Meinhem said

    Como bien ha dicho EÑE “Wilkinson no seria nadie sin Dallaglio & Co”. Pero los partidos son cada vez más aburridos, mas centrados en defender, más posicionales y menos dinamicos.

    Ya no hay jugadas como la del ensayo que nos regalo el dia de navidad saliendo de la zona propia de ensayo con el balon en las manos, ahora son todo patadas, son todo transformaciones de golpes de castigo… y la idea de tener un pateador es vital.
    Detalle: Recuerdo hace años en un campeonato de españa juvenil, que cierta seleccion regional llevo convocado a un chico que no habia jugado nunca al rugby de manera oficial, que venia rebotado del rugby y que tenia una potencia en la pierna digna de un senior

  7. Hansen 7 said

    Esa es una polémica que viene de lejos. La revista que editaba la FER allá por el 91, en la crónica de la semifinal del mundial Escocia- Inglaterra, que terminó con el “amplio” marcador 6-9 (dos golpes de castigo de de Gavin Hastings para escocia y dos golpes de castigo de Webb y un Drop de Andrews para Inglaterra) fue encabezada con el apocalíptico titular “El rugby muere al pie” (creo que es literal, pero puede que fuese entre interrogantes). No creo que sea así. Sería más correcto decir “El Rugby evoluciona al pie”. Evidentemente el rugby de Camberaberó, Lagisquet o Blanco o el de Phill Bennet, JPR Williams o Gareth Edwards es completamente distinto el de Tuigamala, Lomu y McCaw. Pero no necesariamente peor. Ni siquiera más aburrido. Quizás sí más difícil de ver para los profanos. Pero no peor.

  8. David Suárez said

    Sin entrar en el fondo de lo dicho por Hansen, me llama la atención el final, que me permito transformar en, el rugby, un deporte para entendidos. ¿Como vamos a atraer a nuevos jugadores, si solo lo entienden los que ya lo juegan? ¿Como pedir que alguien acuda a ver un partido, si, al ser profano, no va a entender nada?
    Pero, mientras Wilkinson esté en Inglaterra, no hay nada que polemizar. Las cosas seguiran igual, a menos que salga otro parecido en, digamos Francia. Sería posible una acción de neutralización mutua.
    Saludos.

  9. EÑE said

    Totalmente de acuerdo con el primer apunte de David, personalmente me decanto por el bando que prefiere hacer un rugby para todos y totalmente en desacuerdo con lo demas 😀
    En todos los equipos hay algun Johny, Michalak en Francia, el aussie Flatley, los irlandeses O’Gara o Humprheys o en Argentina un tal Quesada… No creo que sea cuestión de que se neutralicen sino más bien que se estudien los numeros que Castellano expuso. En las grandes ligas y cuanto más profesional es el rugby se arriesga menos y se juega más sobre seguro. Lo malo será que hasta que no se produzca un descenso en ingresos, publico a los estadios, inversiones… no se realizarán y el rugby creo que actualmente goza de muy buena salud.

  10. Doctor Pack said

    Si el Mundial pasado fue el de Wilkinson, el que viene parece que será el de otro pateador: Carter. La semifinal del Mundial dejó patente que Michalak no estaba a la altura de Wilkinson y eso le costó caro a Francia, que pudo sumar un par de ensayos si no se le escurre la pelota cerca de la zona de ensayo. Aquel día llovió. Pero lo que quería decir es que discrepo con los que ponen en segundo plano a las delanteras. Ingaterra barrió en la touch a los australianos en la final y esa fue una de las claves del triunfo. Por muy buen pateador que sea Wilkinson, si su delantera es arrollada por el rival no tendrá ni una oportunidad de tirar a palos con ciertas opciones de éxito. En Irlanda Keith Wood aún es una eminencia y en Nueva Zelanda, que huele a campeona del mundo, Richie McCaw es una celebridad un escalón por encima de Carter. Los tres cuartos ganan partidos y las delanteras, títulos. Un ejemplo futbolero: ¿quién ganó el último Mundial? Italia y su juego “de delantera”…

  11. Hansen 7 said

    Quizás no me he expresado bien. No anhelo un rugby para entendidos en el sentido de que no se comprenda por un profano. Lo que digo es que, evidentemente, igual que los “entendidos” en baloncesto disfrutaban con las tácticas de Bobby Knight y que los profanos no entendimos ni de coña, el rugby no es un deporte “espectáculo” en el sentido de que cualquiera puede verlo y disfrutarlo al momento (me viene a la cabeza el supercross con tíos saltando treinta metros y haciendo dobles mortales y que no necesita más explicación), es decir, no es ”fast food”. Es algo que hay que saborear y, con independencia de que cuanto más conozcas el juego más lo disfrutes, asimilar. El fútbol americano es un deporte de masas y ¿alguien lo entendió las 10 primeras veces que lo vio? No creo que sean cuestiones contrapuestas y mucho menos excluyentes. Precisamente viendo ayer Cetransa-Liceo Francés el comentarista decía que el rugby es el deporte táctico por excelencia. Estoy de acuerdo. Y ello implica que para disfrutar de esa batalla táctica (más allá de los placajes contundentes y los ensayos espectaculares) es necesario un conocimiento del rugby con una cierta profundidad. Esa profundidad se adquiere de pequeñito y viendo (y jugando) mucho rugby, como pasa en países como Nueva Zelanda, Escocia, Irlanda, Francia… ¿¿¿o no nos damos cuenta de que en España todos manejamos términos como “defensa en zona”, “4-4-2”, “doble pivote”, y otras muchas como parte del acervo popular??? Pues ojala algún día se hable con la misma soltura de “jugar al eje profundo” o de “una doble cruz”.

  12. Hansen 7 said

    En resumen y para no resultar pesado (comprendo que lo soy) creo que mi teoría podría resumirse en tratar de acercar la gente al rugby y no el rugby a la gente. No hacer el rugby más asimilable, si no enseñar a la gente a paladear cosas más complejas.

  13. Meinhem said

    Bendita pesadez la tuya Hansen 🙂
    De todas formas es muy dificil hacer que la gente se interese por un deporte que no entiende. EL futbol americano es seguido solo por los golpes, las cheerleaders… no porque lo entiendan. Si ni siquiera los propios jugadores de rugby conocen el reglamento. Insto a todo el mundo que responda a las preguntas que en el foro del salvador se hacen sobre el reglamento porque pocos, y yo no soy uno de ellos. Si los propios implicados desconocemos el reglamento hazle tu a un profano que se entere de los nuevos cambios en la mele…

  14. Hansen 7 said

    Menheim, estoy de acuerdo contigo. Evidentemente es difícil que la gente disfrute algo que no entiende y evidentemente el reglamento del rugby no es sencillo. Sin embargo, y volviendo un poco al ejemplo que ponía del acervo popular, no nos cuesta imaginar a dos tíos (que, a lo mejor, no saben hacer la o con un canuto) un lunes en la barra de un bar disertando sobre los matices del fuera de juego del partido del Real Madrid del día anterior, y explicando si debió ser fuera de juego o no dependiendo de la ecuación posición+influencia, tal y como decían en “carrusel deportivo”. Es decir que (reconociendo que es MUY complicado) si conseguimos que la gente (yo obligo a mi novia a ver los partidos de teledeporte y a escuchar mis explicaciones –como ves soy un coñazo- y a cambio me la llevo a Escocia en septiembre a ver el Nueva Zelanda- Escocia) entienda el rugby como nosotros (aunque reconozco que hay una parte de desconocimiento por todos de los matices del reglamento) lo disfrutará como nosotros. Y es posible. En absoluto fácil, pero posible. Muy interesante la promoción del rugby portugués de la que se habla en otro post de este blog. No lo descafeinemos para que acuda más gente. No creo que la solución (exagerando, es lo que parece de la línea de algunas opiniones aquí vertidas, respetabilísimas y seguramente mejor fundadas que la mía) sea convertir el rugby 15 en un seven jugado por 15 contra 15. Si le quitamos al rugby lo que nos ha enganchado a nosotros (su táctica, sus matices, su riqueza es la que nos permite estar hablando de rugby ocho días seguidos sin respirar) quizás enganchemos a más gente, pero ¿compensa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: