¿Cuál es el fin del rugby?

diciembre 13, 2006

Antes de nada, os quiero hablar de Gerwyn Williams, un entrenador galés que se dedica desde hace años a formar a algunos de los mejores entrenadores del mundo.

Escribió varios libros entre los que destaca Rugby Actual, que para mi, es un libro de cabecera, o de mesita de noche, como prefirais.

En el prólogo, explicaba una teoría que a mi me dejó perplejo y a la que aún soy algo reticente.

¿cuál es el fin del rugby?
Para la mayoría es una competición en la que cuenta ganar o perder. Para otros, los más politicamente correctos entran en juego valores personales como el compañerismo, la unidad del equipo…segun Gerwyn Williams, la misión del rugby no es ganar, ganar es un comienzo, no un fin.

Para explicar su interesante teoria utiliza como ejemplo a la seleccion de Gales (que personalmente fue la que me enseño a disfrutar de este deporte).

En 1976, Gales e Inglaterra jugaron en Twickenham el partido con el mayor margen de derrota de la selección inglesa, 9-21. Cuando se llegó a los vestuarios, los galeses parecia que habían perdido el encuentro y afirmaban que se sentían así porque no habian jugado todo lo bien que podrían haberlo hecho. John Dawes, el seleccionador Galés afirmó en una entrevista posterior, que su equipo había jugado mal, lo que causó un auténtico revuelo en todas las islas británicas ya que consideraron dichas declaraciones como un insulto al esfuerzo inglés.

Gales, a mi juicio habia formado un equipo de jugadores a los que no les valia únicamente con ganar, también debían jugar bien, por su país y por ellos mismos.

¿En el rugby actual, qué creeis que prima por encima de todo, la victoria o la autosatisfacción del juego propio?

¿Y quién creeis que es la selección que mejor juega actualmente?

El equipo galés que marcó el camino

Foto:

http://www.rugbyrelics.com/Wales.htm

Fuente: Gerwyn Williams Rugby Actual Ed. Stadium 1990

Anuncios

7 comentarios to “¿Cuál es el fin del rugby?”

  1. Gavin Henson said

    Los tiempos cambian y entran en juego muchas otras cosas en el rugby, asi que no quedan equipos que sientan el rugby como antes a un nivel profesional. Lo principal es ganar, y si se puede jugar bien, mucho mejor. Pero nadie volveria llorando al vestuario tras un mal partido y un buen resultado. Lo mas triste de esto ers que ni siquiera los niños que estan empezando mantienen este espiritu o el de jugar por jugar. La competitividad se arraiga muy pronto y comportamientos antideportivos vienen de la mano cuando se quiere ganar pese a quien pese.

  2. q256 said

    Mira que son fantasmas los galeses…

  3. castellano de pro said

    Voy a hacer una proyección mental: “El fin y el futuro del rugby es NO ser como el fútbol”.

    Todo esto viene a colación porque hace unos días coincidí en el autobús que me lleva a casa todos los días, con el periodista de TVE Roberto Gómez; me causó una imagen lamentable: todo el rato hablando por el móvil en voz alta (para que el bus entero le escuchase), pavoneándose de su reportaje sobre no-se-qué del Madrid abandonando la cantera española para centrarse en la sudamericana…en fin: viéndole así y luego vociferando en la TV, no quiero ni pensar que el rugby llegue a generar profesionales que viven de nuestro deporte comportándose de esa manera. Como corolario, seguro que hasta gana más que nuestro reverenciado Ernest Riveras, mago de la información, de la educación, de la sabiduría y hasta del humor en las retransmisiones.

    ¿El fin del rugby para mi?:
    1º dar espectáculo.- es un deporte que estéticamente se vende sólo. Más que la mayoría
    2º formar (en el respeto, esfuerzo, compañerismo y amistad)

  4. Ith said

    Yo no creo que los galeses sean unos fantasmas, más bien al contrario. Cualquiera que haya jugado a esto o a cualquier deporte puede tener ese mismo sentimiento tras un mal partido y no creo que esto sea exclusivo del rugby.
    Si pienso que son valores casi exclusivos del rugby el respeto (por tus compañeros, rivales y arbitro), la humildad, el compañerismo, el sacrificio por el bien común y no propio, la honradez dentro de un campo, la honestidad… Valores que unidos a determinadas tradiciones lo hacen un deporte único.
    Lo que si es cierto es que la evolución del rugby tras el profesionalismo ha provocado que se perdiesen parte de estos valores pero pienso que es un peaje obligado y que hay que aprender a asumir.
    Lo que hay que intentar es que ese cambio no afecte a la esencia del rugby y que al menos en la cantera y en equipos amateurs podamos mantener y transmitir el espiritu del rugby.

  5. kramer said

    Pienso que está claro todo lo detrás expuesto, pero llego un poquito más : es necesario que estos valores de los que tanto hablamos y que hacen nuestro deporte tan especial, sean transmitidos a los jóvenes que empiezan y que se entrenan en las escuelas. Si no, poco a poco vamos a tener jugadores de fútbol con un balón oval en sus manos. Es lo que pasa cuando en la televisión sólo se habla de fútbol, de la imagen (bastante mala) que dan dichos jugadores y de su penosa educación. Y esto si que no es admisible. Trabajemos por ello.

  6. cadetillo said

    yo soy un cadete que juega en un equipo vasco y la verdad es que nuestro entrenador prefiere perder jugando bien que ganar haciendolo mal. hace tres semanas ganamos un partido jugando muy mal gracias a individualidades de nuestrosdos mejores jugadores y la sensacion del equipo era casi peor que la de un partido perdido

  7. Hansen 7 said

    Abundando en lo ya dicho, que rubrico, y centrándome un poco más en el mensaje de Ith, creo que evidentemente el peaje del profesionalismo es inevitable y que ha afectado a los valores de manera irreversible. Solo hay que centrarse en determinados ejemplos:
    1º Trasladémonos a la semifinal del 91 All Blacks- Wallabies. Posiblemente el mejor jugador del mundo en aquellos momentos (y sin duda el mejor tercera) no jugó esa semifinal por que su religión no le permitía jugar en ese día en concreto. Resultado: los Blacks perdieron la semifinal y muchos analistas lo achacaron –en parte. A la ausencia de Michael Jones. Sin embargo ni una crítica en su país ni en la prensa mundial a su ausencia. ¿Qué hubiese pasado si es jugador cobrase en su club unos cuantos millones de euros y tuviese una prima por ganar el mundial de muchos cientos de miles?
    2º En el mismo mundial la pareja de centros de Inglaterra Carling- Guscott tuvieron problemas económicos por jugar dicho mundial. Carling quebró su empresa porno poder atenderla debido a las largas concentraciones premundial y Guscott (modelo de profesión y que el amateurismo le impedía hacer publicidad de productos relacionados con el rugby) tuvo que dejar el rugby durante un año para trabajar sin parar y ahorrar para poder seguir jugando. Estamos hablando de dos figuras de la élite mundial del rugby hace 15 años, ¿podríamos trasladar esto respecto de valores, compromiso y exigencias a, por poner un ejemplo, Raúl y Fernando Torres? ¿Estos arruinan sus negocios por jugar en la selección y otros hacen plantes por que las primas por ganar un mundial no son suficientes?
    3º (y último, que me enrollo) creo que era la película “Una Árida Estación Blanca” que transcurría en la Sudáfrica de los 80 y el protagonista era un profesor de instituto (Donald Sutherland) que en su época había jugado en los Springboks. El respeto que le profesaba toda la gente a un humilde profesor de instituto solo por el hecho de tener una chaqueta con el escudo de los Springboks (y todo lo que ello significa) es impensable en otra situación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: